Tantadel

julio 13, 2007

EL BOSQUE DE LOS PRODIGIOS, novedad


La editorial Nueva Imagen anuncia que ya se encuentra en librerías la nueva obra de René Avilés Fabila: El bosque de los prodigios. Se trata, según explican los editores, de una obra poco frecuente en las letras en español, un bestiario prehispánico donde el escritor inventa, basado en datos reales, una serie de animales fantásticos y los coloca en el mundo maya, azteca, olmeca e inca. Es un notable esfuerzo para darle a nuestras antiguas culturas un valor semejante al que consiguieron los griegos con su propia religión que ha pasado a la categoría de mito literario. RAF va más allá de los bestiarios clásicos y de aquellos elaborados por Borges y Arreola entre nosotros, para crear y recrear una zoología ilusoria.

El bosque de los prodigios muestra a un René Avilés Fabila que ha insistido en la literatura de imaginación, donde ya publicó la obra Los animales prodigiosos, prologado por el poeta Rubén Bonifaz Nuño e ilustrado por José Luis Cuevas, que obtuvo el Premio Colima al mejor libro editado de 1998. Es en efecto, un libro que sorprenderá a los lectores realmente interesados en los bestiarios y en general en la literatura fantástica.
El libro esta ilustrado por el notable artista plástico Guillermo Ceniceros.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas Tardes, yo de nuevo,pues que le puedo decir, sino felicidades por su próxima publicación, al margen de la sinapsis, que hace, parece que la propuesta míticoliteraria de su próximo trabajo, rescatará aspectos del lenguaje como parte escencial del discurso que en la actualidad empleamos para comunicarnos, socializar o expresar ideas, sentimiento y emoiones, tal vez, no se la ideaoriginal, pero me parece un increíble proyecto el rescatar la mitología prehispánica, comoparte de esa validadción y valoración discursiva del lenguaje nacional (mexicano a mi parecer y no así español, pues no somos españoles, amén).

Será interesante leer su nuevo trabajo y analizar a conciencia el contenido cognitivo, literario, fantástico, glósico y tal vez lúdico del mismo................agradezco el que haya compartido su próxima aparcición y le felicito de corazó por tan loable y valeroza acción crítico-reflexiva y nacional de la cultura en México precolombino.

Ulises Velázquez dijo...

René:

¡¡Ya era hora!!, y porque la fauna del zoológico RAF sigue en aumento.
Te felicito profundamente. (¡¡Más libros de estos!!) Y estoy a tus órdenes en http://cliocraciababelica.blogspot.com

¡¡Gracias!!

Un abrazo,
Ulises Velázquez

René Avilés Fabila dijo...

A quienes me han escrito sobre El bosque de los prodigios, próximo a aparecer, una reflexión.
El bosque de los prodigios, me parece, es algo más de lo que nos anticipa la editorial. No quiero pecar de vanidoso, pero se trata de un intento de darle al país y tal vez a las naciones de pasado indígena importante, una mitología significativa, un bestiario que pueda competir con otros, todos europeos o que de muchas formas tienen que ver con esa tradición. En nada se parece a los citados, Borges y Arreola. A los dos los admiro intensamente.El segundo fue mi maestro, pero su bestiario es el resultado de la atenta mirada que un poeta descarga en animales reales. Borges, en El manual de zoología fantástica, recopila y recrea una fauna que está en otros libros, en antiguas religiones, en mitos orientales y occidentales. El mío, mi bestiario prehispánico, es muy distinto aún de lo que anteriormente publiqué en obras como Los animales prodigiosos. Trabajé el libro en su conjunto y no como cuentos aislados,inventando, reiventando, estudiando los códices, la visión de los vencidos y la de los vencedores, el pasado prehispánico, para conseguir un resultado poco común. Sé que pocos se darán cuenta y que pasará desapercibido, porque estamos inmersos en best-sellers, en reportajes novelados o en novelas históricas que atraen por lo llamativo del personaje tomado en préstamo; es, en síntesis, un libro elaborado largamente, pensado desde que era joven, cuando asombrado veía los restos de los imperios que el impetuoso paso español destruyó. Hay, sí, dosis de chovinismo, de alguna forma distante de nacionalismo (algo que nunca he padecido, Cortázar decía que todo nacionalismo es recacionario y tenía razón), pero supuse que era indispensable, en tiempos de globalización anglosajona y capitalista, decirle al mundo este es nuestro pasado, antes de que los europeos nos incorporaran a su modo de vida. Es, pues, un libro raro en la literatura latinoamericana. Comencé a imaginarlo cuando en la adolescencia me gustaban las fábulas de Esopo, Samaniego y La Fontaine. Al principio tomé los animales fantásticos de aquí y de allá, al final opté por inventarlos.
Muchas gracias, por sus comentarios y sus correos.

Lic. Imelda del Socorro Robles Solís dijo...

Cierto naciste para ser escritor, las palabras son covertidas en líneas con una facilidad asombrosa, tus ojos siempre reflexivos y atentos dan muestra de tu eterna preocupación por ser el mejor, la capacidad narrativa y manejo de las técnicas de redacción dan muestra del conocimiento y dominio de una metodología de investigación crítica y analítica del más alto nivel, bienvenido ese nuevo Bestiario tan nuestro.Felicidades por el recién nacido y los lectores que lo admiramos esperaremos el próximo.

Anónimo dijo...

Mi querido Maestro:
Quisiera felicitarlo por su nueva obra el Bosque de los prodigios, la lectura se me hizo amena y ligera de principio a fin, la duda me fascinó, los búhos pasan de la fortuna al infortunio con una rapidez inaudita, el águila bicéfala de Zempoala por mis recuerdos de adolescencia venerable, el oso juguetón reinvindica con lo fraterno e invita a rechazar cualquier tipo de violencia, el loro inteligente es sorprendente y la mala madre magistral como autorretrato de muchas mujeres clandestinas, en sí todos y cada uno de los habitantes del Bosque merecen ser conocidos y jamás olvidados. Felicitación especial a Rosario inseparable esposa amada y cómplice en esta búsqueda de 47 años y a Guillermo Cisneros por sus brillantes ilustraciones. Atentamente Daimel

Jorge Villarruel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

buenas noches señor rene aviles, bueno yo le quiero felicitar por sus obras,ya que ma parecen muy buenas, y espero que sigua escribiendo mas obras.

yanet martinez castillo (itca)