Tantadel

octubre 27, 2007

La Feria del Libro de Atizapán 2007 dedicada a René Avilés Fabila





El Ayuntamiento de Atizapán de Zaragoza, Estado de México, ha inaugurado su primera gran Feria del Libro 2007, del 26 de octubre al 3 de noviembre, y está dedicada al escritor René Avilés Fabila, con motivo de su larga trayectoria literaria y periodística.

La feria está abierta al público de 11 a 19 horas todos los días y ofrece la presencia de más de cuarenta editoriales y una multitud de libros. Asimismo hay espectáculos artísticos, talleres infantiles, presentaciones de libros, lectura de cuentos, mesas redondas, conferencias y eventos musicales.

En la inauguración, el presidente municipal, Gonzalo Alarcón, acompañado del escultor Sebastián y del propio René Avilés Fabila, anunció que pronto habrá mayores actividades culturales y educativas.

Vale la pena, visítela y aproveche para conocer un hermoso municipio.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estuve en la Feria del Libro de Atizapán, yo soy de Toluca, y me llamaron la atención las fotos de los grandes carteles que ilustran las instalaciones: algunas son curiosas como la que aparece René con José Agustín, más o menos de veinte años, y otra donde están con Juan José Arreola. Bueno, pues la verdad que compré dos libros. Felicidades a los organizadores. JHL.

Anónimo dijo...

sr. rene aviles estuve viendo su bloog y me gusta su forma de expresarse en la forma de literatura lo felicito por que ha puesto el nombre de mexico en alto a nivel internaciona

att: ernesto santos (itca.)

Anónimo dijo...

Felicidades maestro un merecido Homenaje por su obra literaria, a veces las imágenes dicen más que mil palabras, existimos seres que somos más visuales. Este 2007 que está por terminar con tanto trabajo y reconocimientos vislumbra que en el 2008 los gobernantes de la Ciudad de México tendrán que reconocer su aporte a la literatura mexicana y universal más siendo nativo de ella.
He reflexionado la SOGEM en su mayoría ha tenido presidentes de provincia o de origen extranjero, será cierto el dicho que nadie es profeta en su propia tierra.
DAIMEL