Tantadel

junio 02, 2008

Periodista del EXCÉLSIOR reseña la nueva novela de René Avilés Fabila

El amor en los tiempos de la red

JEANETTE MUÑOZ

El amor, según algunos, no es más que un vuelco inesperado del corazón en el momento menos oportuno: el cerebro falla, la voz no sale y las palabras nunca llegan. García Márquez, para no ir tan lejos, señaló —con gran acierto— que el amor produce los mismos síntomas que el cólera: dolor de estómago, fiebre, pulsaciones aceleradas y, a uno que otro, vómito. Debemos, además, entender que el amor, como todo lo humano, es mutable: la señorita Josephine March de Alcott, por descocada que fuera, nunca llegaría a los extremos de las “cándidas” estudiantes de secundaria de nuestros tiempos.

Ahora bien, ¿cómo describir a los jóvenes el nerviosismo, la emoción que generaba la sola vista del cartero? Aún se escriben largas esquelas amorosas, pero es imposible tratar de establecer paralelismos entre la letra temblorosa que trataba de ocultar las más intrincadas pasiones, y el frío conjunto de signos en “Times” o “Arial” que aparecen en nuestro monitor, cuando, por ventura, alguien decide dedicarnos unas palabras, las cuales no necesariamente han de ser un elaborado requiebro, pues, más que amor, en estos días se solicita sexo.

Vamos más allá: antes, para que una persona nos quitara el sueño, era necesario conocerla; ahora, internet permite tener relaciones (¿emotivas?) con gente que nunca antes hemos visto, de la cual no hemos escuchado nada y de quien no podemos asegurar ni siquiera su nombre. Esta novela habla de esta “evolución de las maneras de amar” a través de la historia de un cibernauta anónimo que inicia un intercambio epistolar con una dama igual de desconocida. Un ordenador les ayuda a vencer el temor al rechazo, a superar el vértigo generado por un acercamiento incierto; sin embargo, la moraleja es clara: lo que se gana en seguridad, se pierde en vida y nada, a despecho de los ascetas, puede superar el placer efímero de una mirada o la alegría surgida ante el infantil triunfo de un beso robado.

Aparecido en la sección Comunidad el Domingo 1 de junio de 2008

No hay comentarios.: