Tantadel

enero 22, 2012

¿De quién será el DF?

El rumbo está trazado hasta que los capitalinos se percaten del cheque en blanco que le firmaron al PRD.


El extraño golpe de audacia política de Calderón-Madero para designar a Isabel Miranda de Wallace sin ninguna consulta y a espaldas de aquellos que ingenuamente competían por la candidatura panista al GDF, tuvo resultados positivos. La medida no es para ganar la ciudad capital, sino para restarle votos al PRD y sumárselos al candidato presidencial del PAN, sin duda Josefina Vázquez Mota. Intenta recuperar el terreno perdido y conservar la Presidencia. Todos sabemos que el DF es del PRD y no va a soltar fácilmente la gallina de los huevos de oro. De aquí brotan los recursos económicos que mantiene a multitud de corruptos y de aquí se salta a la candidatura presidencial.La acción fue un simple dedazo al viejo estilo, y como en el antiguo régimen, todos, menos Demetrio Sodi, se subordinaron. Pero cumplió su cometido de trastocar los planes del PRD y del PRI. El primero movió su bien aceitada maquinaria y condujo a Miguel Ángel Mancera al triunfo, sólo objetado por Alejandra Barrales, quien tarde o temprano aceptará la derrota, con una aceptable ganancia legislativa. Ya están, en consecuencia, listos los personajes que lucharán por el DF. Hace seis años, las tres fuerzas se enfrentaron: El PRD ganó, el segundo lugar fue para Sodi bajo las siglas del PAN y el tercero para Beatriz Paredes. Hoy encuestas y expertos indican que la enorme corrupción y las pugnas entre mafias perredistas han provocado un nuevo y discreto hartazgo. Como resultado, habrá un reacomodo de partidos. La versión más sensata explica que el PRD conservará el GDF, pero perderá algunas delegaciones. No abrumará con su peso a la capital. En segundo lugar, estará Paredes, aunque muchos la vean triunfadora. Tiene amplia experiencia política, infinitamente superior a sus rivales Mancera y Wallace, pero carece de infraestructura. ¿Dónde está el priismo capitalino? Además, hay fuertes pugnas internas en el PRI-DF.Calderón–Madero saben que el PAN no ganará el DF, pero están claros que una personalidad como Miranda de Wallace, dará muchos votos para afianzar su postura a escala nacional y capitalina: obtendrán como resultado más legisladores. Todo esto será en el mediano plazo. Más adelante habrá un reacomodo difícil de prever.Por más que veo las actuales cifras y la superioridad política de Paredes, no veo cómo ganará. ¿Con las viejas redes sociales que se formaron todavía en la época en que Labastida quiso ser Presidente? ¿Hay un nuevo trabajo, serio, a profundidad, con la ciudadanía del DF? Nada. Cero. Cuando en Tlalpan, por ejemplo, nos veíamos abrumados por la corrupción perredista en vano llamamos en busca de ayuda al PAN y al PRI, ninguno acudió. No les importó siquiera ver los problemas. El PRI se auto eliminó. ¿Resurge dentro de los escombros? ¿Peña Nieto y sus amigos suponen que aquí hay un efecto positivo a su partido sólo porque en otras partes lo hubo merced a su discurso trasnochado? La antigua y corrupta base priista capitalina ahora trabaja para el PRD. El retorno es complicado. Imagino que el PRI algo podrá conseguir. Pero no veo a otro que no sea Mancera como titular del DF. El PAN podría ocupar el segundo lugar y mucho me temo que Paredes volverá a conquistar un tercer sitio pese a ser la más conocida y brillante de los tres.Es evidente que otros escenarios podrían darse a pesar de las encuestas tan favorables al PRD. Pero dudo que haya modificaciones imprevistas. El rumbo está trazado hasta que los capitalinos se percaten del cheque en blanco que le firmaron al PRD. Lo imposible de dudar es que de hoy en adelante la ciudad capital será un sitio mucho más amable y plural que antes. El poder no será absoluto ni tan autoritario en consecuencia. Quizá menos corrupto. Esto es un triunfo ciudadano, a ningún partido le corresponde.


Excelsior - 2012-01-22

No hay comentarios.: