Tantadel

marzo 16, 2012

Greg, el más digno candidato

Está visto que a nadie parece importarle que un candidato tenga tal o cual trayectoria política, tal o cual ideología, no interesa si es honrado o tiene antecedentes penales, o si participó en un fraude electoral, lo que cuenta es que tenga una determinada carga de poder y votos. Lo normal ahora es que si tu partido no te postula, pases a otro que sí lo haga. En apariencia es inmoral y caótico para los ciudadanos, pero nos hemos ido acostumbrando y ahora pocos se alarman si Manuel Bartlett, tenaz priista de viejo cuño, antiguo enemigo del PRD, hoy es una de sus mejores cartas para el Senado, un hombre capaz de enfrentarse a los ex camaradas que, se supone por las encuestas, dominarán las cámaras. En esta tarea de aceptar desechos de otros partidos, el PRD es el campeón. No sólo recibe priistas sino que también atrae a personajes corruptos de otras tendencias con tal de ganar votos. Basta con que el caudillo lo autorice o lo proponga para que de inmediato un hombre o mujer de otros partidos, se sume a “las izquierdas”. Bartlett participó en el fraude a Cárdenas, Ana Gabriela Guevara evade al fisco y René Bejarano estuvo en la cárcel.

Faltaba el afamado, por su total desprestigio, Gregorio Sánchez Martínez en Quintana Roo, quien no hace mucho residía en prisión. Ahora, luego de vaivenes, será senador a propuesta de Morena. Para hablar sobre este personaje me apoyo en un artículo de José Hugo Trejo, del semanario virtual de Quintana Roo: estosdías.com.mx. No tiene desperdicio.

“Un ave de tempestades es Gregorio Sánchez Martínez. El ex agente del Instituto Nacional de Migración (INM) en la frontera mexicana del estado de Chiapas con Guatemala; el ex cantante grupero que se hizo llamar Greg Sánchez; el ‘pastor’ protestante que se convirtió en político, después de irrumpir en Quintana Roo como un ‘exitoso empresario’; el ex candidato a senador de la primera coalición que armó Andrés Manuel López Obrador en su fallida campaña de 2006 para ocupar la Presidencia de la República; el candidato triunfador en la contienda por la presidencia municipal de Benito Juárez en 2008, con la que pretendió catapultarse a la gubernatura estatal quintanarroense, respaldado, como luego se supo, por sus socios chiapanecos Pablo Salazar Mendiguchía y Mariano Herrán Salvati, quienes se encuentran actualmente presos acusados de la comisión de diversos delitos, entre los que destacan el de peculado y asociación delictuosa.
“Greg Sánchez Martínez es también el presidente municipal de Benito Juárez que se vio implicado en el asesinato de un importante general del Ejército Mexicano en 2009; el indiciado candidato a gobernador del estado del PRD, que tuvo que interrumpir su campaña para afrontar un proceso penal que le fincó la Procuraduría General de la República, por delitos relacionados con la delincuencia organizada y el lavado de dinero; el ex interno de un penal federal del estado de Nayarit que salió libre porque el juez de su causa no encontró elementos suficientes para condenarlo…

“Es también el gran deudor que no escatimó recursos propios ni ajenos, como los que le facilitó el empresario Steve Santander para su campaña por la presidencia municipal de Benito Juárez en 2008 —por los que le pesa una demanda judicial— o los que tomó de las arcas de este ayuntamiento, a las que hizo colapsar durante su gestión, para financiar una campaña a la gubernatura de Quintana Roo en 2010, que no alcanzó ni siquiera a arrancarla formalmente por la intervención del gobierno federal que lo indició, aprehendió y puso en prisión por una infinidad de delitos que no le han logrado probar hasta ahora, pero por los que tiene abiertos procesos en los tres niveles de gobierno: en la administración municipal benitojuarense de extracción perredista; en la Procuraduría General de Justicia del gobierno estatal priista; y, en la Subprocuraduría para la Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) del gobierno federal panista.

“Sin embargo, Greg Sánchez sigue libre y ahora es de nueva cuenta candidato a senador por la primera fórmula del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que conforman el PRD, el PT y MC. Los que se oponen a él desde el perredismo, son los mismos que lo rechazaron desde la primera vez que fue candidato de segunda fórmula para el Senado de la República en 2006, a propuesta de Convergencia, ya que la candidatura de la primera fórmula se la vendieron los dirigentes nacionales perredistas a los hermanos García Zalvidea, por eso José Luis, el hermano de El Chacho Juan Ignacio y de Fernando el hotelero, es hasta ahora uno de los representantes de Quintana Roo en la Cámara de Senadores.

“Su fortuna, no la material que le es complicado justificar, sino la de la suerte, Greg Sánchez la achaca a las ‘fuerzas del universo’ que confluyen en su favor. Pero en realidad son las complicidades compradas con su dinero y las que logró tejer como alcalde para bordarse un manto de impunidad, además de la ineficacia e incapacidad profesional de las autoridades que lo acusan formalmente, las que le han permitido no sólo mantenerse en libertad, sino presentarse como una opción política competitiva en la elección federal que viene.”

¿Qué tal? El país avanza, ¿verdad?

Opinión 2012-03-16 - La Crónica

No hay comentarios.: