Tantadel

marzo 04, 2012

La mujer, el gran enigma

Es tiempo de meditar sobre dos mexicanas que aspiran a cargos de elección popular.

Stephen Hawking tiene razón, la lucidez lo asiste una vez más, no sólo al probar que el Universo no es creación de un ser supremo, sino al confirmar que el mayor de los misterios es la mujer. El científico, antes de dictar una conferencia en Cambridge para conmemorar sus 70 años de edad, así lo precisó, tajante y pleno de certeza cuando la revista New Scientist, interrogó al hombre que ha resuelto algunos de los mayores problemas de la física: “Las mujeres. Son un misterio por completo”, respondió. Pero esa apreciación sobre la mujer no es descubrimiento de Hawking, novelistas, poetas y dramaturgos lo han expresado. Es tiempo de meditar sobre dos mexicanas que aspiran a cargos de elección popular. Ninguna es Catalina la Grande ni Margareth Thatcher. Pero ambas darán mucho de qué hablar al menos durante los próximos cuatro meses, que se convertirán en seis años si ganan los cargos por los que luchan.Hablo de Josefina Vázquez Mota e Isabel Miranda de Wallace. Independientemente de sus formaciones educativas y políticas, hoy las dos están en el PAN. La primera: para ser candidata presidencial tuvo que vencer el machismo, batallar contra el presidente Calderón que no la veía como sucesora suya y mostrar que había sido capaz de pasar de experta en cuestiones de autoestima a la antesala presidencial. La señora Wallace, sin duda no se vio nunca como política, era una empresaria eficaz y una buena madre. La adversidad la hizo enfrentarse al sistema político. Se hizo notar vigorosamente y hoy es el más fuerte contendiente de Miguel Ángel Mancera y de un PRD que, disminuido y fragmentado, sin ideología y en manos de un caudillo feroz, es la mayor potencia política en el DF. Así estamos los capitalinos.Enrique Peña Nieto parece tranquilo ante Vázquez Mota, su marcado nivel de preferencias, le da seguridad. López Obrador ha mostrado malestar ante las ironías de la panista. Es posible que pueda vencerlos. Las encuestas sirven para hoy, mañana son obsoletas. Faltan los debates y muchos trapos al sol. Ésta será una campaña reñida, plena de descalificaciones y escasos proyectos. Por lo pronto, Josefina hizo una broma pesada que dejó pensativos a quienes pocas cualidades le ven, yo entre ellos: ante egresados de una universidad privada, se refirió a los cercanos de sus rivales. Los obradoristas, dijo, me hacen pensar en mil 500 años de edad sumados, los priistas, en mil 500 años de cárcel.Hasta hoy, Vázquez Mota se ha mostrado como lo que realmente es, una funcionaria propia, más o menos eficaz, respetuosa de las reglas y panista acendrada, es decir, una mujer de derecha. La revista Siempre! la señaló como “vaporosa” y maligna, una publicación de “las izquierdas” en portada hizo una burla: “No votes por la Mota”. Ello significa que sus opositores piensan que es Quadri, quien tiene asegurado el último lugar en la contienda y que Josefina es osada y decidida. Tanto el PRI que marcha a la cabeza como “las izquierdas” que siguen en el tercer puesto de la contienda, tendrían que reflexionar: es una rival dura que no acaba de mostrar su potencial. El de los otros, de sobra lo conocemos. No es un problema simplista de género, lo es de talento y si la señora no es genial y culta, tampoco los otros lo son. Será una reñida elección.Queda el DF. ¿Miranda de Wallace podrá con el dominio perredista y de pasada vencer a Paredes? Parece una tarea imposible. A ver si es como ella dice: la ciudad está harta del PRD.Por lo pronto, estas dos mujeres panistas han sido capaces de llegar a complejas candidaturas y hacen campaña, como los varones, violentando las disposiciones de un IFE patético. El escritor Rafael Solana, escribió una memorable pieza teatral de buen humor: Debiera haber obispas. De vivir, podría haberla titulado Debiera haber presidentas.

Excelsior 2012-03-04

No hay comentarios.: