Tantadel

marzo 18, 2012

¿Qué desea Beatriz Paredes?

El Partido Revolucionario Institucional no existe en el DF. Es una plaza abandonada sin luchar.

Beatriz Paredes lleva varios días haciendo campaña para ganar el GDF, que los habitantes de la urbe no se hayan percatado es otra cosa. Sus cercanos y los periodistas están enterados. Con sinceridad, nadie sabe cómo va a triunfar en una ciudad que hace años decidió ser perredista. Los militantes de este partido y sus satélites como el PT y Movimiento Ciudadano, se mueven con facilidad y son los mejores herederos de la corrupción priista y del viejo autoritarismo. Saben manipular a multitudes, algo que no es sencillo como pudo comprobarlo Josefina Vázquez Mota.Mientras tanto, la ventaja de Miguel Ángel Mancera, según las encuestas y a causa de sus frecuentes apariciones en público, es muy alta.

Curiosamente, antes de que fuera oficial, Beatriz Paredes estaba mejor puntuada. No cabe duda, las conjeturas y los rumores también cuentan y nos hablaban de una mujer experimentada, inteligente, culta y peligrosa para el poderío perredista. Su largo historial más que dar muestras de autoritarismo y corrupción, la presenta como una mujer exitosa que se movía bien en el viejo sistema, donde prevalecía el señalamiento presidencial. Hoy se debate en el tercer lugar, cerca de Miranda de Wallace quien aprovecha sus luchas por la justicia para darse a conocer entre sectores más amplios.Paredes va en pos de un cargo importante, disputado. ¿Algo la hace suponer que puede ganar? ¿Acaso la inexperiencia de Miranda de Wallace o los debates con dos aspirantes de menor práctica política que ella? Porque el PRI no existe en el DF. Es una plaza abandonada sin luchar. Tal vez piensa que el hartazgo que en amplios sectores capitalinos produce la corrupción e ineptitud perredistas será un buen aliado suyo. Lo ignoro. Lo que veo a mí alrededor es una enorme y apabullante presencia del PRD y ahora del PT. Los priistas apenas asoman la cabeza con timidez. La representación del PAN es, a pesar de su juventud y claro desconocimiento de los problemas capitalinos, mucho mayor. Por ahora tiene tres delegaciones. El PRI cero.¿Cómo una mujer, no acostumbrada a perder como es Beatriz Paredes (salvo la derrota que le propinó Ebrard), se lanza a una aventura para la que no está cabalmente preparada? La multitud de cargos que ha ocupado ha sido por designación, no por voto. A menos que alguien quiera ver su éxito en Tlaxcala como una compleja lucha electoral. Es, por lo menos para mí, un misterio. En la época en que Vicente Lombardo Toledano intentaba fortalecer a la naciente CTM, llamaba a un trabajador connotado, lo mandaba a luchar contra organizaciones más poderosas y le decía: No ganarás, pero le abrirás un hueco a nuestra central. El abnegado líder iba a perder un proceso electoral. En esta lógica, es posible que Beatriz Paredes vaya a pelear más por votos para Enrique Peña Nieto que para su propia causa. No es algo descabellado, aunque ella no parece estar dentro del estilo de los bondadosos sino en la línea de los triunfadores.De ser cierta la suposición anterior, ¿qué ganará la dirigente priista? Quizá un cargo en el gobierno de Peña Nieto.

Santiago Creel perdió el DF y Fox lo hizo secretario de Gobernación. Sólo que los grandes cargos, en caso de que el PRI triunfe, serán sin duda para integrantes de generaciones más jóvenes.En breve sabremos cómo actuará Beatriz Paredes frente a un Miguel Ángel Mancera que marcha sin problemas hacia el triunfo y una “ciudadana” que tratará sin mucho entusiasmo de darle votos al PAN, aprovechando sus luchas contra la delincuencia. No veo cómo Paredes podrá derrotar a dos partidos reales en el DF, con tan sólo el apoyo irreal del PRI y la bendición de Enrique Peña Nieto.No conozco casos de militantes disciplinados y entregados a la causa. Todos van por un buen empleo, sin importar las ideas.

¿Beatriz habrá pasado de política arrogante a sumisa militante?

Excelsior - 2012-03-18

No hay comentarios.: