Tantadel

mayo 07, 2012

De Chile, carta de auxilio

Desde Santiago de Chile, un atribulado padre me solicita apoyo. Honestamente no puedo darle más que mi espacio en este diario. La carta, por obvias razones, viene resumida. Anticipo que yo mismo escribí sobre Lizet Sentíes Villa en estas páginas al ser extorsionado por ella con una demanda llena de mentiras.
“Apreciable Sr. Ministro del Interior de la República de Chile:

“Por propio derecho y el de mi menor hijo Juan Luis Trujano Sentíes… quien suscribe, Juan Luis Trujano Cruz…, le suplico que con suma URGENCIA atienda y conceda mi petición de Refugio para mi hijo y para mí en relación a los siguientes hechos:

“Por principio de cuentas, me permito decirle que lo más importante para mí es mi hijo, su bienestar y su sano desarrollo, y es por eso que en septiembre de 2002 tomé la urgente determinación de conservarlo a mi lado para evitar que se siguieran infringiendo en su contra severas y múltiples lesiones físicas y morales que incluso redundaron en cuadro de epilepsia en su perjuicio por los constantes golpes en su cabeza recibidos estando con su madre, la Sra. Lic. Lizet Sentíes Villa, los diversos miedos que tiene precisamente hacia su madre y hacia su medio hermano Juan Carlos Mouret Sentíes. Debo decirle, Señoría, que cuando tuve 16 años conocí a la Sra. Lizet Sentíes Villa en ese entonces de 28 años de edad, y dada mi inexperiencia acepté la propuesta de vivir con ella sin unirnos en matrimonio, a partir de lo cual nació mi hijo…, teniendo yo la edad de 19 años y ella 31 años de edad.

“A partir del nacimiento de mi hijo mi entonces pareja cambió radicalmente su comportamiento hacia mi persona al grado de que finalmente tomó la determinación de ‘correrme’ literalmente de su casa, y desde ese momento sólo me permitió ver ocasionalmente a mi hijo, en un principio unos cuantos minutos a la semana…

“Sin embargo, en muchas ocasiones cuando yo lo recogía le encontraba lesiones a mi hijo, generalmente en su cabeza pero prácticamente en todo su cuerpo, y siempre su madre me decía que había sido un accidente, que al estar jugando se había caído y cosas por el estilo, y cuando yo le preguntaba a mi hijo él agachaba la cabeza y con cierto temor me decía que sí. Llegó el momento que fueron tan reiteradas esas agresiones que tomé la determinación de pelear por la custodia de mi hijo, y por consejos de mi abogado… me fui preparando con los elementos debidos como lo fueron entre otras, y muy a mi pesar, las fotografías que le fui tomando de sus recientes lesiones, que siempre e invariablemente eran justificadas por su madre… El día 7 de octubre de 2002, fui informado que mi hijo se encontraba internado en el Hospital 20 de Noviembre (Cd. de México) por haber tenido un ‘accidente’ al caerse de las escaleras y encajarse un objeto en su cara, lo que me hizo trasladarme de inmediato a dicho nosocomio donde efectivamente me enteré que mi hijo había sido turnado al departamento de Cirugía Plástica para coserle una herida en su rostro de 3 puntadas.

“En el siguiente fin de semana mi hijo sufrió un desmayo…, lo llevé al médico quien tras examinarlo dictaminó que mi hijo padecía un cuadro de epilepsia, motivado por golpes en la cabeza y fiebres nocturnas jamás atendidas, lo que evidentemente me hizo comenzar a preparar una demanda de Guarda y Custodia, y así también la Pérdida de la Patria Potestad ejercida por su madre, en atención a las graves lesiones y padecimientos que provocó en mi hijo…

“Cabe destacar que… mi hijo y yo salimos de México en 2003 con identidades distintas a las reales con el absoluto afán de proveerle de una vida sin violencia ni maldad, en un ambiente sano y tranquilo, eligiendo después de haber estado en Uruguay entre los años 2004 a 2010, la República de Chile, principalmente porque sus autoridades e instituciones son incorruptibles.

“Dada mi situación temo por mi vida y la de mi hijo toda vez que cuando él estuvo bajo la custodia de Lizet Sentíes Villa le fueron infringidas golpizas y toda vez que las autoridades competentes hicieron caso omiso incluso a las declaraciones de mi hijo, y lo imperante es que estemos bajo la protección de la República de Chile…

“Lizet Sentíes Villa se jacta de su actitud violenta, corrupta y alejada de toda ética, por ser funcionaria pública de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. Sin embargo, contra ella y por su deshonesto y manifiesto actuar, le han sido imputadas reiteradas quejas y/o actas administrativas e incluso por el delito de Cohecho fue detenida en 2001, es decir, tiene antecedentes penales… Muchas personas se han visto afectadas por Sentíes Villa, incluso el reconocido escritor mexicano René Avilés Fabila, quien en uno de sus artículos de La Crónica exhibe las malas prácticas que efectúa con impunidad.

“Sr. Ministro, por eso es que le suplico nos conceda la protección de la República de Chile, porque si nosotros somos devueltos a México a mi me matarán y mi hijo quedaría desprotegido y a merced de quienes lo lesionaban. Juan Luis Trujano Cruz y Juan Luis Trujano Sentíes”.

Opinión 2012-05-07 -
La Crónica

No hay comentarios.: