Tantadel

mayo 06, 2012

La miseria política

Se considera que las experiencias de los debates anteriores serán consideradas

Hoy domingo en la noche, durante poco más de una hora, cuatro políticos “debatirán” los grandes problemas nacionales. Tendrán, pues, una lista de propuestas, las menos, y aprovecharán a los muchos espectadores para distribuir agresiones y críticas. Si alguien espera ver un intercambio de ideas y proyectos de envergadura, será mejor leer La política como vocación, de Max Weber. De mil maneras y por diversos conductos sabemos que más que una discusión de alto rango habrá ataques antes que un diálogo agudo, crítico, de alto nivel. Por lo menos así lo esperan los mejores observadores de las luchas políticas de México e igualmente quienes están interesados en el tema, aquellos que son el voto duro de cada uno de los aspirantes presidenciales.Es evidente que tanto el segundo lugar hasta el momento, Vázquez Mota, como el tercero, López Obrador, concentrarán la mayor parte de su tiempo en atacar a Peña Nieto. Esto es natural y no una novedad. El diario La Razón lo cabeceó ayer y dijo que era una alianza tácita. Lo interesante tal vez sea la forma en que el puntero responda las agresiones y a su vez contraataque. Si consideramos el tiempo que se llevarán los candidatos en criticar duramente a Peña Nieto, y la intervención de Quadri, quien sólo va a defender el registro del partido de Elba Esther Gordillo, aquello será un torneo de descalificaciones.Los analistas suponen que las experiencias de los debates anteriores serán consideradas, en especial por el candidato priista, ya que en ellos perdieron la presidencia Labastida y Madrazo, quienes, a pesar de su mayor estatura intelectual (me refiero a estudios, experiencia y lecturas), fueron derrotados por el PAN, quien ahora llega en un incómodo segundo lugar apenas unos puntos arriba del batallador López Obrador. ¿Peña Nieto habrá tomado en cuenta las experiencias que a su partido le costaron dos derrotas? ¿Podrá superar la andanada de ataques que le llegarán por partida doble? No es fácil saberlo. Sus asesores afirman que está preparado para todo; que como un buen boxeador ha estudiado tanto los videos de los debates anteriores como ha escuchado multitud de opiniones no sólo para externar su visión de México, sino para soportar la embestida. Su coordinador de campaña, en entrevista con López-Dóriga, dijo que ahí los votantes se convencerán de que Enrique Peña Nieto está preparado para ser Presidente. Ni modo que dijera lo contrario.De salir perdedor, no sólo ante los ojos de sus rivales, sino también a los del país, ¿conservará su ventaja, muy grande por cierto, o comenzará el descenso, mientras los dos que lo siguen suben en las preferencias del electorado? El encuentro de hoy, más que debate, aparece como complicado escollo, particularmente para el priista. Manlio Fabio Beltrones ha dicho que Peña Nieto es un “magnífico candidato” y saldrá airoso. Obrador ha demostrado que sabe pegar; lo hizo con Calderón, a quien le señaló aparentes corruptelas de un familiar cercano. Pese a ello, este último ganó. Josefina Vázquez Mota puede ser dura, es posible intuirlo por la violencia de sus más recientes spots y porque sabe que en este primer encuentro radican sus posibilidades de triunfo. De no ganarle claramente al priista y de paso señalar las contradicciones y exageraciones del perredista, su vida política se acabará y el PAN regresará a su calidad de opositor, papel que le iba muy bien. AMLO y las “izquierdas” perderán peso, incluso quizá en la ciudad que han gobernado desde hace más de diez años.Por fortuna, quien mejor ha utilizado la alternancia es la sociedad y ahora sabe expresar mejor su malestar y afanes. De tal suerte que gane quien gane este simulacro de debate, la sociedad resultará más experimentada y podrá enfrentar al sistema de partidos actual, que más que buscar el bienestar de todos, se concentra en sus intereses partidarios y personales.

Excelsior 2012-05-06

No hay comentarios.: