Tantadel

octubre 28, 2012

Las añejas diferencias de la izquierda

¿Qué haría usted, irse a Morena y con Obrador, quedarse en el PRD, optar por el bejaranismo, seguir a Ebrard?


Acabo de leer las pruebas de la edición conmemorativa de mi novela inicial, Los Juegos. Escrita en 1966, no veo que la situación intelectual y política que allí describo, haya sufrido mayores modificaciones, a lo sumo algún personaje falleció y otro semejante lo sustituyó. Las relaciones entre el poder y los intelectuales mantienen mucho de perversión, y esta masa pantanosa que ahora se denominan “izquierdas” se ha envilecido más. Un fragmento me llamó la atención, algo para intentar explicarnos la presencia de ex priistas conversos, una izquierda dividida en multitud de tribus y tendencias. México, históricamente, nunca ha podido tener una izquierda fuerte y unida. Si antes había luchadores serios, lo que vemos hoy es un puñado de mafias luchando por el poder y los recursos económicos. Transcribo el párrafo:

“En efecto, camarada, hemos tenido que regresar a la clandestinidad, la represión está muy fuerte. A propósito, a qué fracción pertenece usted: es de la JC o de la Liga Marxista Leninista Espartaco o de la Juventud del Partido Popular Socialista o del Partido Obrero Campesino o del Partido Revolucionario del Proletariado Militante o de la Asociación Comunista, perdón, se fusionó ayer con el PPS, o de la Agrupación de Comunistas Sinceros, la que desde hace una semana se dividió en tres, o del Grupo de Socialistas Puros, que tiene cinco días de fundado por los expulsados de la JC, o del Frente Electorero Popular, también fragmentado: o milita con los Revolucionarios Radicales Mexicanos o está de parte de los Intelectuales Extremistas del Proletariado o de los Comunistas demócratas o ha ingresado en el Partido de Transformación Socialista, creado por los disidentes del Partido Único de Obreros Progresistas de Izquierda, o desea inscribirse en el Grupo del Pueblo Radicalizado, construido por los elementos enemigos que han tomado la Juventud del PPS, el Partido Obrero Estudiantil y el Grupo de Socialistas Puros; sigue usted la línea china, apoya al PCUS, simpatiza con los cubanos, le agrada la postura yugoeslava, está contra los albaneses, le caen bien los revisionistas o prefiere a los estalinistas, a los extremistas; quiénes tienen, a su juicio, la razón: los trotsquistas o los leninistas; dígame: ha leído a Marx y a Politzer o a Lenin y a Nikitín, si le dijeran que escogiera entre Kosyguin y Mao Tse-Tung, qué haría, supone usted que las guerrillas son la solución para América Latina, optaría por la lucha parlamentaria, cuál es su opinión sobre la coexistencia pacífica, cuáles son las mejores formas de combatir al imperialismo; contésteme, rápido.”

Si, así era la izquierda mexicana cuando existían las ideologías, ¿qué podemos esperar de nuestro tiempo donde las posibilidades de seleccionar son muchas, los empleos escasos y las teorías desaparecieron? ¿Qué haría usted, irse a Morena y con Obrador, quedarse en el PRD, optar por el bejaranismo, seguir a Ebrard y Camacho, reactivaría las guerrillas chiapanecas, regresaría al PRI o buscaría la fe perdida en el PAN o de plano seguiría a Espino y Arce a su nuevo partido mixto?

Los nombres han cambiado, el oportunismo no. La diferencia estriba en que antaño se peleaba por una causa, ahora lo hacen por cargos y cuotas de poder. Los políticos sin muchas excepciones son saltimbanquis, demagogos, hombres y mujeres carentes de proyecto político formal. Cierto, el fin de la política es la obtención del poder, la pregunta es para qué lo desean.

Por siglos hemos acumulado notables teóricos de la política, muchos han intentado monumentales utopías buscando al nuevo ser humano, la igualdad, la libertad y la justicia. ¿Dónde está lo que aprendimos de los mejores pensadores? Olvidado, empolvándose. ¿Y los obreros, los campesinos y los marginados, qué hacen sino seguir a caudillos iluminados, partidos turbios y líderes sindicales corruptos que envejecen en los cargos, sin posibilidades de mejorar?

Excelsior - 2012-10-28

No hay comentarios.: