Tantadel

noviembre 25, 2012

DF: frenar su acromegalia

El mejor alcalde del mundo deja una severa deuda y graves problemas.


La Ciudad de México, fundada por los aztecas en la región más transparente del aire, según dijo Reyes, destruida totalmente, la rehicieron los españoles. Balbuena le dedicó una obra memorable, Humboldt y la marquesa Calderón de la Barca la elogiaron y Novo rescató sus sitios mágicos. Recuerdo el entusiasmo de la noticia cuando el DF llegó a tres millones de habitantes. Mi niñez transcurrió en una ciudad apacible, donde quedaba mucha vegetación y todavía uno encontraba pequeños lagos y ríos. Hoy es una fábrica de humanos, padece las atroces consecuencias de la sobrepoblación y siempre con lamentables gobiernos. Imposible separar al DF del Edomex. El aquí nos tocó vivir de Fuentes, significa compartir pesadillas y problemas abrumados por unos 20 millones de seres que pueblan el Valle de México. El Metro llegó tarde, los ejes viales y las vías rápidas edificadas sobre ríos ya de aguas negras, y los segundos pisos no sirven… Es una fortuna no haber colapsado. Pero se pierden horas de trabajo en la transportación y el desgaste físico es enorme. Las políticas de desarrollo no existen. Nadie acaba de entender, el populismo imperante, que el crecimiento capitalino debe ser frenado. La experiencia de pasados desastres naturales sólo consigue amontonarnos en media calle. El DF es la mejor prueba de que somos un país centralista y una torpe capital que permite la destrucción de sus joyas arquitectónicas, como el Paseo de la Reforma; tolera el caos de ambulantes y trastornos de terrenos y uso de suelo, que arruina monumentos como el de la Revolución; elimina sistemáticamente la vegetación y le ha entregado el Zócalo al espectáculo. Ver la actual Alameda y compararla con la que existió es ponerse a llorar de indignación por la demagogia de Ebrard y Martha Delgado que, a cambio de dólares, nos trajeron un tirano a adueñarse de un trozo de jardín. ¿Hablar del transporte público, donde han convertido al auto en majestad?

El mejor alcalde del mundo deja una severa deuda y graves problemas. A cambio y en contra de toda lógica, propone un proyecto de diez años de duración. Ebrard envió a la ALDF el Programa General de Desarrollo Urbano del DF 2012-2022 (PGDU), el cual ha sido rechazado por especialistas y ciudadanos. Enrique Fernández del Valle, entendido en desarrollo urbano, dice al respecto: “Considero se debe procurar el respeto al entorno y no permitir diseños que afecten el contexto de la zona como se permite actualmente, donde sólo se respeta una crujía del inmueble histórico catalogado y atrás se construye un inmueble de mayor altura y con materiales modernos. Las áreas históricas que nos quedan son muy pocas y los inmuebles menos, por lo que se deberá cambiar la normatividad para protegerlos de forma efectiva y no permitir usos de suelo no compatibles”. Lo que han hecho ciudades como Londres, Buenos Aires, Berlín, Praga, Nueva York y París, entre otras.

Continúa Fernández del Valle: lo más grave del PGDU es que “no se tomó en cuenta la vulnerabilidad de la ciudad ante eventos de alto riesgo como: sismos, inundaciones, estabilidad de laderas, consistencia y resistencia de suelos, fallas, grietas y fisuras tanto activas como pasivas; así como tampoco la disponibilidad, capacidad y condiciones de la infraestructura (agua, drenaje, energía eléctrica, vialidades, disposición de residuos), con lo cual sustentar los incrementos de densidad propuestos”.

Kenia Ramírez, en este diario, comenta las recomendaciones de expertos en materia de planeación y ordenamiento urbano de la UAM, quienes apuntaron: “La recomendación es no aprobarlo debido a que es un documento que no cuenta con los elementos mínimos necesarios para constituirse como un instrumento de normatividad territorial para el DF”.

Queda mucho en la computadora como la basura, la calidad del agua y del aire. Pero todo es parte de un libro que la historia escribirá.

Excelsior -2012-11-25

No hay comentarios.: