Tantadel

julio 21, 2013

Los yaquis, siempre despojados


En la actualidad ellos tienen el problema del Acueducto Independencia en Sonora.
Reportajes recientes sobre los yaquis comprueban el atroz estado en que viven los herederos de los primeros mexicanos. Miseria, desolación, despojos, olvido. La información recuerda la importancia del antropólogo Alfonso Fabila, discípulo de Gamio, un hombre que dedicó su vida a las causas indígenas con asombrosa paciencia y amor; convivió con yaquis, kikapús y otras etnias. Sobre todas ellas dejó libros formidables, investigaciones no superadas.
Desde hace algún tiempo, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), ha estado publicando parte importante de las obras completas de Alfonso Fabila. Me ha correspondido prologar un par de sus libros y de participar, junto con Leonel Durán, en su presentación. Escribí un ensayo llamado La etnología de Alfonso Fabila, ciencia y arte, pues era asimismo literato, fotógrafo y pintor, lo que le permitió dejar evidencias de las artesanías, usos y costumbres de sus principales personajes. Al morir Fabila en 1960, Antonio Rodríguez lo llamó en un artículo conmovedor: “El apóstol de los indios”. Y lo era. A su casa llegaban comisiones a solicitarle ayuda, la que jamás negó. Su larga bibliografía es en muchos sentidos precursora.
Su obra Las tribus yaquis de Sonora: su cultura y anhelada autodeterminación,  es un clásico del indigenismo en México. Fue un estudio realizado a solicitud de la SEP en 1938 y publicado por vez primera en 1940, el INI lo reedita en 1978 y la CDI en 2012. Fue realizado meses después del Acuerdo expedido por Lázaro Cárdenas el 27 de octubre de 1937 para resolver el problema agrario de la Región Yaqui de Sonora, a fin de que se le devolvieran 500 mil hectáreas de tierras y el derecho a 50% de las aguas de la presa Álvaro Obregón.
En la actualidad los yaquis tienen el problema del Acueducto Independencia en Sonora, que desvía hacia la ciudad de Hermosillo el agua del Río Yaqui, lo que les limita el recurso. La tribu yaqui, con el apoyo del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, decidió presentar una demanda de amparo, argumentando que “En ninguno de los procesos… se cumplió con lo que establece la ley respecto de la obligación de informar y buscar el consentimiento previo, libre e informado de las comunidades indígenas respecto de recursos naturales sobre los cuales tienen derechos de propiedad reconocidos”.
Por unanimidad, los cinco ministros de la Primera Sala de la SCJN aprobaron, en mayo de 2012, el amparo interpuesto por los yaquis en contra de la Autorización de Impacto Ambiental otorgada por la Semarnat. Ante esta resolución favorable, Mario Luna, secretario de la autoridad yaqui, comentó: “Esperamos que ahora sí el gobierno de Sonora tome una actitud responsable y trabaje para llevar agua a todos los sonorenses, tomando en cuenta que existen muchas opciones más para abastecer de agua al pueblo de Sonora, y en particular a Hermosillo, y sea éste el primer paso para que el gobierno mexicano aproveche la oportunidad de saldar la deuda histórica que se tiene con los pueblos indígenas”. No obstante, esta resolución fue recurrida por las autoridades federales.
Los yaquis de Sonora. Restitución de tierras, paz y trabajo: Informe etnográfico de Alfonso Fabila, estudio solicitado en 1957 por el presidente Adolfo Ruiz Cortines a Lázaro Cárdenas, terminado en 1958 y publicado por primera vez por la CDI en 2012, documenta el despojo de que han sido víctimas los yaquis por el incumplimiento del acuerdo expedido por Cárdenas. El libro sigue vigente pues prosiguen las luchas de los yaquis para evitar la limitación de sus aguas. Incluye un mapa elaborado por el propio Fabila, que da cuenta del despojo de tierras a los yaquis. Ambos trabajos destacan su compromiso con los naturales de Sonora y la vigencia de sus estudios. Vista a distancia, la situación no ha variado. La miseria y la injusticia subsisten.

No hay comentarios.: