Tantadel

julio 28, 2013

Tlalpan, nuevamente


Hace días escribí sobre la corrupción y el autoritarismo en Tlalpan. Señalé que es una delegación que lleva años de funcionarios siniestros, incapaces de hacer una decente gestión administrativa, di nombres y datos. Maricela Contreras, la actual delegada, en pocos meses ha superado a sus antecesores.
Como reacción a mi protesta, muchos capitalinos me escribieron narrándome sus batallas contra la delegación. Entre ellos, Isabel Miranda de Wallace, quien dijo que me había quedado corto y me proporcionó precisiones de los pésimos manejos de los funcionarios de la zona. En otro correo me decían: hace usted referencia a las múltiples anomalías con que es manejada la delegación Tlalpan por varios delegados que cuando no son señalados por dinero mal habido, son señalados por ineptos, corruptos y sobre todo impunes. Vecinos de Huipulco me enviaron una carta que resumo: “Relatamos nuestra situación que hemos denunciado oficialmente desde hace tiempo a la delegada: folios CESAC/10868-1/13, CESAC/10867-1/13, CESAC 10865-1/13 y CESAC 10858-1/13. Tenemos problemas en esta zona, pero uno de los más alarmantes es que han permitido crear impunemente un centro de transferencia de basura ilegal en vía pública en Viaducto Tlalpan y Acoxpa, adonde llegan camiones de basura del GDF, descargan lo reciclable y particulares compran toda clase de desperdicios, creando un verdadero muladar, riesgos sanitarios, bloqueos al tránsito… Lo inaudito es que el Centro Oficial de Transferencia de Basura está a 200 metros de distancia. Sin duda, algunos de la delegación se benefician con esta actividad ilegal.
“Otro grave problema, es que desde la glorieta y el parque de Huipulco hasta el mercado de comidas del paradero de autobuses del tren ligero Estadio Azteca, la Calzada de Tlalpan se ha convertido en un mercado ambulante, insalubre y degradante. De la tradicional venta de flores junto a la clínica 7 del IMSS, ahora hay decenas de ambulantes que bloquean banquetas, generan basura, asaltos, drogadicción.., cuando se supone que está prohibido tener estos negocios en la vía pública y junto a un centro de salud. Publicitan el combate al ambulantaje en el Centro Histórico, Eje Central, Insurgentes y Puente de Alvarado, pero en Tlalpan es letra muerta, nacen puestos a diario protegidos por la delegación. Comprenderá que es imposible vivir pacíficamente. Los delegados, como Maricela, tuvieron su centro de operaciones y trampolín en esta zona para convertirse con ‘apoyo ciudadano’, en diputados de la Asamblea, han sido ciegos, sordos e insensibles a las preocupaciones vecinales. Contreras y sus colaboradores no dan señales de vida, pero qué tal en los actos políticos mediáticos de las últimas semanas, que en nada nos benefician. En representación de los vecinos: Familia Torres.”
Finalmente, habitantes del Centro de Tlalpan el pasado jueves pararon intermitentemente el tránsito sobre Insurgentes para protestar por la instalación de oficinas delegacionales que deterioran la zona y burlan la normatividad del DF. A través de Sara Espíritu agregaron que “… están ubicadas inapropiadamente en una zona habitacional, van a provocar fuerte impacto urbano, vial y ambiental, destruyendo nuestro ya deteriorado patrimonio tangible e intangible, paisaje típico, salud y calidad de vida”. Están uniéndose otros movimientos sociales como el que denuncia la construcción del Patio Tlalpan, que causará idénticos conflictos viales a la saturada Insurgentes Sur, para señalar la falta de sensibilidad política de Maricela Contreras y su corrupción imperante. Basta recorrer las principales calles de Tlalpan para ver la cantidad de giros negros y ambulantes que ha tolerado y el caos provocado. Los antros no existían antes del PRD. Los vecinos tienen ya cita con Mancera para que frene sus excesos. Ojalá sea sensible, su propio futuro político peligra.

No hay comentarios.: