Tantadel

abril 21, 2014

La cultura en la UAM-X

Los jóvenes que ingresan a la UAM-X lo hacen a una universidad pública que en tan sólo cuarenta años ha ganado el respeto de la nación. En cuatro décadas supo crecer impetuosamente y a las tres unidades originales, Iztapalapa, Azcapotzalco y Xochimilco, sumamos dos más: Cuajimalpa y la naciente Lerma. Las cinco reunidas forman una peculiar potencia que está entre las mejores del mundo, en consecuencia de la república. Son muchachos afortunados. También nosotros al recibirlos.

Cada unidad, tiene sus peculiaridades y en la UAM-X poseemos el sistema modular que es audaz y de probada eficacia. En sus aulas lo corroboran miles y miles de alumnos que sin duda se sienten cómodos bajo la tutela de profesores-investigadores del más alto nivel. Xochimilco ha sabido acrecentar su prestigio. Y en materia de difusión cultural, estamos en un profundo proceso de renovación para que nuestra oferta sea atractiva y contribuya a una formación más adecuada. La vida universitaria no estaría completa si careciera de una amplia vida artística y cultural. Es el complemento ideal para los jóvenes que van tras diversas profesiones, tanto en el campo de las ciencias sociales como en los de biológicas y de arquitectura y diseño. No deseamos, porque les aguarda una intensa lucha por ganarse un lugar en México y alcanzar el éxito en sus respectivas carreras, que sean profesionistas incompletos, que la especialización los distancie del arte y la cultura. Del mismo modo que no queremos psicólogos, comunicadores, diseñadores, odontólogos o comunicadores, ajenos a la sensibilidad estética, tampoco queremos jóvenes que sean distantes de la ciencia. Pretendemos un profesional interdisciplinario que sepa moverse con fluidez en lo que le indicó su vocación, sin ser ajeno a la música, la literatura, la danza, el cine o la pintura. Por lo que a mí respecta, las tres actividades sustantivas de la universidad pública: docencia, investigación y difusión de la cultura, están a la par. Si hay profesores que centran su tarea en las dos primeras, cometen un error en su tarea universitaria. La cultura no puede ser desdeñada en ninguna universidad pública, es parte de su ser e identidad.

Por ello ofrecemos una intensa actividad cultural que sin duda los hará más competitivos en el momento de la búsqueda de acomodo en el mundo laboral. De este modo, mejor preparados, con una excelente y más sólida educación, las oportunidades de trabajo serán más y la adaptación a la sociedad más respetuosa y digna. En materia artística, México pertenece al primer mundo.

Pero no pretendemos ofrecerles a los alumnos y a los maestros, eventos decididos por nosotros, los que tenemos bajo nuestra responsabilidad la difusión cultural, queremos, necesitamos las opiniones de la comunidad, su participación. Estamos a la búsqueda de proyectos culturales de gran envergadura que sean de utilidad y proporcionen mejores herramientas de trabajo. Pronto la unidad Xochimilco contará con un sistema de comunicación e información para que opinen alumnos y docentes. De tal modo, ayudarán a conformar un proyecto cultural dentro de una extensa definición de lo que es arte, más amplio y creativo, moderno y eficaz, entretenido. A través de tableros electrónicos distribuidos en puntos de máxima afluencia y utilizando las nuevas tecnologías, cada miembro del campus quedará bien informado y sabremos qué exactamente prefieren, si un taller de literatura, música, danza, encuentros con grandes figuras intelectuales del país. En fin, una larga serie de posibilidades culturales.

Juntos, profesores y alumnos, podremos dar un paso hacia el futuro y ser una universidad que al mismo tiempo que forme a los jóvenes en sus respectivas carreras, redondee su educación mediante al apoyo decidido e innovador de aspectos culturales durante toda su formación académica. La idea que prevalece es la de darle a la UAM-X una política cultural seria y de altos vuelos, basada en una consulta estudiantil. No es posible que difusión cultural se mueva en base a las ocurrencias de cada nueva administración. Cumplimos cuatro décadas, es tiempo de llevar a cabo tareas memorables, recuperar lo mejor del pasado y mirar hacia delante con proyectos ambiciosos y útiles a la comunidad en su conjunto. La cultura no es un simple complemento universitario, es su esencia, como lo ha sido en la UNAM, cuya huella es imborrable. Es tiempo de revalorar las tareas artísticas y ponerlas en donde deben estar: en un destacado lugar. Xochimilco no tiene letras, por ejemplo, ni posee una orquesta, el presupuesto para difusión cultural y publicaciones es bajo, pero la imaginación contrarresta las carencias. Tenemos además, un cuerpo de promotores culturales y un equipo de editores de alto nivel. Contamos con tres galerías y pensamos hacerlas crecer. Tenemos ya talleres de literatura y danza y funciones de cine. Nos falta, en efecto, ser una universidad que haga una realidad su lema: casa abierta al tiempo, que sea un centro cultural no sólo para sus habitantes sino para el entorno. Nuestro compromiso social debe ser redondo y pensar en un trabajo artístico que atraiga a los habitantes de la zona, tal como ocurre con la Ciudad Universitaria o el Complejo Cultural de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

La UAM-X es una gran universidad pública y sus egresados jamás se arrepentirán de haber pasado por sus aulas, porque la docencia y la investigación consideraron con respeto a las artes, a la cultura en su más amplia y correcta definición.

No hay comentarios.: