Tantadel

agosto 01, 2014

El Chango Ernesto García Cabral

Ernesto García Cabral nació en Huatusco, Veracruz, en 1890 y murió en la ciudad de México, en 1968. Fue realmente un genio. Recreó las artes de su tiempo y le resultó un art-decó-noveau mexicano extraordinario. Fue parte de la historia del continente, no sólo caricaturizó a personajes de la cinematografía y la política nacional sino a figuras internacionales como Disney, Caruso y Lindbergh. Su estancia diplomática en Buenos Aires le dio renombre. Para muy pocos Cabral pasa desapercibido: obtuvo premios, hay calles con su nombre, recibió infinidad de premios y reconocimientos y finalmente legó una obra que en todos los casos es esencialmente artística. En su honor, y como parte de los festejos de los cuarenta años de la UAM-X, se llevará a cabo una amplia exposición de su obra y paralelamente una serie de mesas sobre su trabajo artístico y su intensa vida.

El célebre Chango García Cabral dejó un amplio legado artístico, miles de obras que en su momento fueron reproducidas por los más distinguidos medios de comunicación. Destaca Revista de Revistas, donde con frecuencia las portadas eran de su autoría. Dentro de sus obsesiones, estaban las mujeres bellas, las que plasmó con aires gráciles y esbeltas. De allí que la exposición se titule “Ellas, las bellezas de Cabral”. Vale la pena añadir que por años, la publicación decana del periodismo mexicano fue justo la citada Revista de Revistas, fundada a principios del siglo XX, tuvo una historia ejemplar. En ella colaboraron periodistas y literatos de alto rango y fue dirigida por personalidades como Vicente Leñero y Enrique Loubet. Curiosamente, fui su último director, pero para esos momentos de triste agonía, ya carecía de recursos materiales. Si mal no recuerdo, estuve al frente casi dos años hasta que finalmente la maravillosa revista desapareció. Para honrar a García Cabral, llamé a algunos caricaturistas y artistas plásticos para realizar las portadas. Destaco a Oswaldo Sagástegui, pintor de origen peruano, actualmente dedicado a la pintura abstracta, quien hizo una espléndida caricatura de Cuauhtémoc Cárdenas en el primer número bajo mi dirección. Para festejar su nueva etapa, el invitado especial fue el propio ingeniero, quien sonrió complacido del trabajo.

Como es normal, por trabajar en la difusión cultural de la UAM-X, he podido ver la obra que exhibiremos en noviembre, son materiales de una extraña belleza, de una perfección total. Mujeres que García Cabral imaginó o tomó del natural. Me parece que todas ellas, son en el mejor de los casos una fusión entre lo visto y lo imaginado. No hay duda que prevalecen dos términos: distinción y belleza, acaso tres: elegancia.

La obra de Cabral es hoy muy valorada, sin embargo para muchos estamos hablando de un caricaturista que incluso usó de modelos a diversos políticos encumbrados. Sin duda, ahora que nuevamente García Cabral visita la UAM-X, el público podrá apreciar la obra plástica de un hombre que no vio en las mujeres más que la más notable hermosura.

No hay comentarios.: