Tantadel

septiembre 19, 2014

El PRI, nuevamente apabulla

El PRI, en sus mejores o peores momentos, según se vea, inventó los plurinominales, diputados de partido para tener al frente un puñado de opositores. No era bien visto, sobre todo en el extranjero, la forma abrumadora en que aplastaba a sus rivales, al PAN entre otros. Ahora que el clamor popular critica el excesivo número de legisladores y sobre todo que los ve en toda su ruindad (gastos superfluos y brutales, majaderías, tomas de tribuna…), decide, desde luego, a instancias del señor Presidente que así lo hizo en sus promesas de campaña, eliminar a 100 diputados y a 32 senadores.

Pero los priistas saben más por viejos que por priistas y antes de que hicieran ruido dos propuestas del PRD y del PAN, fueron por la suya, muy del agrado del país. Al respecto hay demasiada información, de tal suerte que podemos evitar los pormenores. Mientras que las propuestas de sus rivales no llegaban a los tres millones, el partido en el poder, a donde regresó el sí, señor Presidente, como usted lo diga, señor Presidente, obtuvo en 21 días una cifra notable, más de seis millones. La cúpula del tricolor no cabía de gozo, declaró, festejó, aplaudió e hizo cálculos de cómo estarían de satisfactorios los resultados de los próximos comicios. No hay mucho más que decir. Ha sido un tema frecuente en los medios.

Lo que me llamó la atención, y esto lo leí en la columna del reportero Adrián Rueda, fueron los números que consiguieron algunos priistas. El delegado de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, por ejemplo, para complacer a César Camacho y desde luego a Peña Nieto, consiguió 600 mil firmas de apoyo a menos plurinominales. Para no ser menos, la nueva priista, la joven hija de Rosario Robles, que ha sido perredista y luego panista y ahora milita, como su mamá en el exitoso PRI, Mariana Moguel, logró ella solita 30 mil firmas. Vaya éxito. No está mal para una recién llegada al partido de César Camacho.

Transcribo las palabras de Adrián Rueda: “De dónde la hija de Rosario Robles pudo sacar tantas rúbricas si no conoce las calles de la capital. ¿A poco recibió la ayuda de su experimentada madre, que para eso de armar padrones se pinta más que sola? Ahora resulta que Marianita sacó solita más firmas que el Movimiento Territorial del equipo de Cuauhtémoc Gutiérrez, ex presidente tricolor. Si eso es cierto, suena muy interesante.”

Con toda claridad, ya lo he dicho, no siento ninguna simpatía por el PRI, pero menos me gustan legisladores que no hacen campaña, que no responde directamente a los intereses de los votantes, que llegan a sus cargos sin ensuciarse los zapatos, que no dicen una palabra fuera de protestar en la toma de posesión del cargo. Yo veo un Poder Legislativo, con algunas excepciones, envilecido y comodino, que es realmente un gasto enorme para la sociedad.

El PRI una vez más mostró su habilidad política y de paso se engulló a sus opositores, algunos leales, como el actual PRD y otros molestos como el PAN. Hasta hoy, pocas cosas le han salido mal al redivivo partidazo. Como antes sus opositores, ha sabido aprovechar los errores ajenos. El PAN dejó un amargo sabor de boca luego de doce años de pésimos gobiernos y el PRD no deja de asustar con su enorme corrupción. Desde Los Pinos nos tratan de convencer que el PRI se ha transformado y es bueno y decente, preocupado por la nación. Esperemos mejor a que se sientan de nuevo confiados en su poder a ver cómo actúan, si recuperan el autoritarismo y la corrupción o si ahora son caritativos monjes.

No hay comentarios.: