Tantadel

julio 31, 2015

Los derechos de los periodistas en Quintana Roo

Hace unas semanas, en Cancún, se llevaron a cabo mesas de discusión sobre los derechos de los periodistas. Fuimos invitados, entre otros más, Jorge Meléndez, Rogelio Hernández López y yo. Por razones personales, el primero y yo no pudimos asistir. A través de internet tuve información de lo ocurrido en esas pláticas valiosas. Sin embargo, hace unos días, notando que la polémica sobre el tema en Quintana Roo se intensificaba entre periodistas y autoridades, solicité mayor información. Recibí el proyecto llamado Ley para la Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas del Estado de Quintana Roo, objeto de la discusión, algunos documentos y una carta personal que me permito reproducir para dar una idea del problema.

“Estimado maestro René Avilés Fabila, le comento sobre el trabajo que he realizado respecto a la Ley de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas para el Estado de Quintana Roo.

“Hasta el día 24 de julio de 2015, nadie o muy pocos compañeros periodistas sabían sobre la Ley en que estábamos trabajando. De los amigos a los que en algún momento se les invitó para colaborar y hacer un trabajo digno, pocos apoyaron la propuesta para participar y otros no la creyeron importante y por tanto no se sumaron.

“Después de algún tiempo, varios colegas se retiraron de tan compleja tarea, sin percatarse de su importancia. Más adelante otros se retiraron y nos fuimos quedando más solos. Graciela Machuca Martínez, corresponsal de Ricardo Rocha en Detrás de la Noticia y dueña de una revista mensual Maya sin Fronteras, con ya diez años de publicarse, contactó a Rogelio Hernández López, quien desde dos años atrás nos estuvo asesorando para realizar la propuesta de la ley citada. La idea era que reporteros, periodistas, fotoperiodistas y articulistas, entre otras figuras, se sumaran, pues consideramos importante su participación en los trabajos y discusiones de la mencionada ley que, aunque está concebida para Quintana Roo, puede ser un ejemplo positivo.

“Los sucesos que anteceden en Quintana Roo, antes de la entrega de la Propuesta de Ley, como es el caso de los artículos que escribe Lydia Cacho, en El Universal antes de que la despidieran, muestran una gran saña contra Quintana Roo; es también el caso de Pedro Canche y que ha sido la bandera de Artículo 19, para denostar al estado -le invito a que vea quién está al lado de Darío Ramírez: Lydia Cacho. Un caso más es el de la revista Luces del siglo y Norma Madero, quien fuera la directora. Fue una publicación que era referente para el quehacer periodístico en el Estado, pero desde que el compañero Agustín Ambriz llegó a la misma, ésta se vino en picada e inventaron mil ataques que supuestamente se gestaban desde el gobierno estatal. De lo anterior, el mismo Rogelio Hernández López, le puede ampliar aún más el panorama.

“Sobre el asunto de Pedro Canche: Es inaudito que quien venga a investigar realmente vea tantas contradicciones. En su muro de Facebook se describe como historiador, corredor de arte, periodista, representante maya...

“El 24 de julio de 2015, en Por un periodismo libre. Mirada Interactiva A.C., vimos la posibilidad de entregar la Propuesta de Ley para la Defensa de Personas de Derechos Humanos y Periodistas en el Estado de Quintana Roo, pues no teníamos por qué entregarla como vulgarmente decimos en lo oscurito. Es una Propuesta de Ley que no tiene el sello particular de ninguno de los que participamos en su elaboración, ningún artículo o apartado está dedicado a uno de nosotros, es más, puedo asegurar a usted que si se hubiese aprovechado por el gobierno, no tendrían mucho qué juzgar.

“Le mando la Propuesta de Ley que fue entregada. También la Ley del gobierno Estatal y que es en la que estamos luchando para que se tomen puntos y artículos de la nuestra, antes de que se suba al pleno el próximo 3 de agosto. Al mismo tiempo, la carta de la Casa de los Derechos de los Periodistas e información adicional. Atentamente, Antonio Cabello”.
Sin duda habrá que conocer íntimamente tanto la ley que proponen como el trasfondo del problema. Es un tema importante que si bien ha nacido en Quintana Roo, puede ser de suma utilidad para otros estados.

No hay comentarios.: